Comunicado público de la familia Isaías Dassum

Uncategorized

Luego de la injusta e ilegal detención de Roberto y William Isaías Dassum por parte de las autoridades de la agencia de Inmigración y Aduanas, (ICE), el viernes 15 de marzo les fue otorgada la libertad bajo fianza, en audiencia ante la jueza migratoria María López H. Esta audiencia fue ordenada el viernes 8 de marzo por la jueza federal del Tribunal del Distrino Sur de la Florida, Kathleen M. Williams, quien en audiencia de Hábeas Corpus, ordenó la audiencia de fianza en un plazo máximo de 7 días, por valorar como ilegal la detención de nuestros familiares.

La decisión de la autoridad judicial es permitirles defenderse de los cargos sobre la supuesta irregularidad migratoria en pleno ejercicio de su libertad. Es evidente que los cargos migratorios no tienen sustento, pues hay error manifiesto de las autoridades a cargo del caso, que fueron engañadas por los correístas y enemigos de siempre, plenamente identificados, quienes lamentablemente aún ejercen influencia en el Ecuador e incluso fuera del país. Afortunadamente ambas juezas comprendieron plenamente la verdad, y dieron paso a la actual libertad de Roberto y William Isaías en los Estados Unidos.

La ley en Estados Unidos establece que una condena foránea producto de la violación de los principios básicos de justicia y el debido proceso no puede ser considerada como una condena válida para los Estados Unidos. Además, como expresó la jueza federal, la agencia de Inmigración y Aduanas, (ICE), representa a la función Ejecutiva de los Estados Unidos, que es la misma que resolvió, a través de su Departamento de Estado, que no se cumplen los estándares de la causa probable del juicio que dio a lugar la condena en Ecuador. Por tanto no cabe que la misma función del Estado se contradiga.

Nuestros seres queridos, Roberto de 74 años, y William de 75, han vivido los últimos 19 años en Estados Unidos, porque sus vidas corren peligro en el Ecuador, país donde invirtieron la mayor parte de sus vidas productivas, generando empleo y desarrollo. La persecución de sus enemigos ha vuelto a cruzar fronteras, hasta el punto de enfrentar este proceso migratorio, en base a una condena fraudulenta e injusta. Golpeados, pero con la fuerza de la verdad, vamos a seguir defendiéndonos ante la justicia de Estados Unidos, donde confiamos que recibiremos un trato justo. Existen aún recursos e instancias pendientes en el Ecuador, y, a pesar de toda la persecución de que hemos sido objeto, estamos seguros que, una vez recuperada la independencia de las instituciones y de la Función Judicial, quedarán aclaradas las infundadas acusaciones hechas en nuestra contra.

Agradecemos a nuestros amigos y familiares las muestras de solidaridad y afecto, y reiteramos nuestra vocación de trabajo honesto en beneficio de la comunidad.

Familia de Roberto y William Isaías Dassum Miami, 17 de marzo de 2019 ​